Solución de problemas – Ventana de Operación

Solución de problemas – Ventana de Operación

Liner de inducción y sellado por inducción de envases 

Guía para establecer una ventana de operación para el proceso de sellado por inducción de envases con liner de inducción que le garantice hermeticidad, seguridad y prevención de derrames, minimizando así reclamos y devoluciones.

La ventana de operación es el rango de sellado que está a mitad de camino entre un sellado débil y un foil o liner casi quemado.

Ver ilustración siguiente:

solucion liners

¿Cómo establecer una ventana de operación perfecta en su proceso de sellado de envases?

Para obtener un buen sellado es importante saber establecer una ventana de operación para cada diámetro y tipo de tapa que usemos.

Para establecer la ventana de operación, por favor siga los siguientes pasos:

  1. En su línea de sellado, asegúrese de que se den las siguientes condiciones:
    1. Asegúrese de que está utilizando el tipo de liner adecuado para el tipo de resina del envase: liner específico para envases de: PE, PP, Pet, Coex, vidrio, etc. Utilizar un liner inadecuado para la resina de su envase causará que no se realice adecuadamente la fundición del envase con la capa sellante del liner.
    2. Asegúrese de que la tapa está roscada con el torque necesario para asentar uniformemente el liner en toda la boca del envase. Un torque insuficiente causará que el sellado sea deficiente o nulo y por lo tanto puede causar fugas.
    3. Asegúrese de que, después del llenado, la boca del envase esté limpia de residuos o restos del producto a sellar. Una boca de envase sucia o contaminada de producto puede causar que el sellado no sea uniforme en toda la superficie de la boca del envase y por lo tanto presentar fugas en esos puntos contaminados.
  1. Estableciendo la ventana de operación óptima:
    1. Haga una prueba de sellado con la potencia del equipo de inducción en un valor bajo, en el que se comience a obtener un sellado débil

       Ejem: 45% de potencia o 2 segundos para equipos manuales.

    2. A partir de ese punto, vaya aumentando la potencia hasta obtener un sello hermético, limpio y sin señales de quemadura del liner. Tome nota del valor de la potencia utilizada en este punto y establezca este valor para sellar esta referencie.

       Ejem: 53% de potencia o 3 segundos para equipos manuales.

    3. Siga aumentando la potencia hasta que aprecie que el liner se comienza a quemar. Este es el límite superior de la ventana de operación. Un liner quemado presentará fugas y filtraciones, pues su capa sellante y barrera se han dañado.

        Ejem: 62% de potencia o 4 segundos para equipos manuales.

    4. Su ventana de operación está entonces comprendida en el rango entre el sello débil y el sello quemado. El punto intermedio suele ser el punto ideal.   
    5. Repita esta operación para cada referencia o envase y tome nota de los valores obtenidos para cada uno y úselo en cada caso.                                             
    6. IMPORTANTE: La ventana de operación varía para cada tipo de envase, diámetro de tapa, etc.

Por eso es importante establecerla individualmente para cada referencia y tenerlas en lugar visible en la línea de sellado para que los operarios calibren la máquina de inducción para cada referencia.

SOLUCIÓN DE PROBLEMAS (Troubleshooting)

  1. El envase presenta fuga o goteo:
    1. La potencia de sellado puede estar por debajo del rango inferior de la ventana de operación. Aumente la potencia hasta el rango establecido en la ventana de operación para esa referencia. Para equipos manuales tiempo de sellado insuficiente.
    2. La potencia de sellado puede estar por encima del rango superior de la ventana de operación. Baje la potencia hasta el rango establecido en la ventana de operación para esa referencia. Para equipos manuales tiempo de sellado excesivo.
    3. El liner utilizado no es compatible con la resina de que está hecho el envase.
    4. Superficie irregular o demasiado delgada de la boca del envase. Lo recomendado es que sea completamente plana y con un espesor de entre 1,5mm hasta 2mm.
    5. La tapa no es adecuada para el envase y la rosca no baja completamente para hacer presión del liner sobre la boca del envases
    6. Superficie de la boca del envase sucia o contaminada de producto al momento de sellar.
    7. Torque insuficiente al roscar la tapa.
  1. El liner presenta “pinholes” o pequeños orificios después de sellado:
    1. La potencia de sellado puede haber estado por encima del rango superior de la ventana de operación, ocasionando que la capa sellante y la barrera del liner se dañen y el producto envasado afecte al aluminio y lo perfore. Baje la potencia hasta el rango establecido en la ventana de operación para esa referencia. Para equipos manuales tiempo de sellado excesivo.